Sismo en Neuquén, por causas naturales

Aunque algunos apuntaron al fracking como responsable del movimiento telúrico registrado el pasado 25 de septiembre, el Instituto Nacional de Previsión Sísmica aclaró que el fenómeno no tuvo nada que ver con la actividad petrolera.

 

El pasado lunes 25 de septiembre de 2017, a las 22.04, muchos neuquinos percibieron un movimiento sísmico que les generó preocupación. Minutos más tarde, el Instituto Nacional de Previsión Sísmica (INPRES), que es el organismo encargado de medir la sismicidad en el país, informó que dicho sismo se había producido a 191 km al noroeste de la ciudad de Neuquén y a 65 km al sudoeste de la localidad de Rincón de los Sauces, con una magnitud de 4.6 en la escala de Richter, y a 231 km de profundidad.

 
 

Dado que Neuquén es considerada una zona de baja sismicidad, algunas personas apuntaron su mirada hacia el desarrollo de hidrocarburos no convencionales en la formación Vaca Muerta, en especial porque existe la creencia generalizada, aunque sin la menor base científica, de que la estimulación hidráulica (fracking) provoca terremotos de gran magnitud.

Gráfico Instituto Nacional de Prevención Sísmica


Sin embargo, el INPRES se apresuró a aclarar que el sismo registrado no tenía la menor relación con actividad humana alguna, por ejemplo con el fracking. Los pozos que se perforan a Vaca Muerta tienen unos 3 km de profundidad. El epicentro del sismo, en cambio, fue ubicado a 231 km de profundidad. Además, si bien el fracking libera parte de la energía como ondas sísmicas, no existe punto de comparación entre la magnitud de un sismo de casi 5 puntos en la escala de Richter con la energía aplicada durante una operación de estimulación hidráulica.

El epicentro, además, fue registrado en un área escasamente desarrollada en cuanto a hidrocarburos, y sería necesario desplazarse decenas de kilómetros para encontrar el único pozo exploratorio que se hizo a Vaca Muerta, en 2013

 
 

Para agregar confusión al asunto, un grupo de aficionados de Chile (Sismología de Chile) dijo haber medido el epicentro del sismo en la región de Auca Mahuida, a solo 12 km de profundidad, información que fue levantada y reproducida por algunos medios locales. Sin embargo, el Instituto Argentino del Petróleo se comunicó con la sismóloga del INPRES Inés Pérez, quien defendió la medición del organismo oficial, descartó la posibilidad de una diferencia tan grande con la medición de Chile y aconsejó guiarse solo por páginas oficiales.