OPORTUNIDAD SHALE

Últimamente, los hidrocarburos “no convencionales” están en boca de todos, debido a que los avances tecnológicos permiten hacer viable su explotación, algo que hasta hace pocos años no era posible.

 

 

Últimamente, los hidrocarburos “no convencionales” están en boca de todos, debido a que los avances tecnológicos permiten hacer viable su explotación, algo que hasta hace pocos años no era posible.

 

Esto abre muy buenas perspectivas, dado que el país requiere cada vez más hidrocarburos para generar energía y posee importantes recursos de este tipo, mientras los yacimientos convencionales declinan, en un proceso natural y global.

 

Producción de Petroleo

En la Argentina, los hidrocarburos representan un 86% de la matriz energética. Y si tomamos sólo la generación eléctrica, los hidrocarburos representan más del 70 por ciento. Esto, sin contar la fabricación de objetos de uso cotidiano, cuya absoluta mayoría se componen, en su totalidad o en partes, de derivados del petróleo.

 

Esto significa que los hidrocarburos están constantemente presentes en nuestras vidas, lo cual le exige a la industria el desafío de un abastecimiento constante y creciente

 

 

En 2011, la Agencia de Información de Energía de Estados Unidos publicó un informe con la estimación de los recursos de gas no convencional existentes en 35 países no petroleros. La Argentina aparecía en tercer lugar, detrás de Estados Unidos y China. Al actualizar el informe, a mediados de 2013, la Argentina ya aparecía en segundo lugar, detrás de China, y en cuarto lugar en recursos técnicamente recuperables de petróleo no convencional.

 

 

La formación Vaca Muerta no es el único reservorio de recursos de gas no convencional, aunque es el que actualmente se encuentra en etapa de exploración. En el siguiente gráfico se puede ver cómo se componen dichos recursos en relación con su ubicación.

 

 

Como vemos, para Vaca Muerta se han estimado 308 TCF, de los 802 TCF totales. ¿Qué significa esa cifra? Si comparamos Vaca Muerta con el megayacimiento de gas Loma de la Lata, descubierto en los años 80 y responsable de la matriz energética mayoritariamente gasífera de nuestro país, veremos que los recursos estimados para esa formación equivalen a cerca de 30 yacimientos similares a Loma de la Lata. Esto da una idea de la magnitud del recurso.  

 

En Estados Unidos, la explotación de recursos no convencionales permitió revertir la tendencia declinante de la producción, que es un fenómeno mundial, dado que, como recurso finito, los hidrocarburos se agotan.

 

Poder extraerlos de los yacimientos de esquistos y lutitas –en donde siempre fue bien conocido que se hallaban presentes en cantidad, pero no era viable extraerlos- abre un nuevo horizonte. De hecho, si la cadena de valor de la industria hidrocarburífera es una de las más importantes, por su impacto sobre otras áreas de la economía, la de la explotación de recursos no convencionales es, aún mucho mayor.

 

 

Hoy, las nuevas tecnologías, seguras y eficientes, han comenzado a cambiar el mapa energético mundial. Pero, ¿cómo se extraen el gas y el petróleo no convencional que, dicho sea de paso, son los mismos que los convencionales, aunque ubicados en otro tipo de roca? La respuesta es parte de otro capítulo que te invitamos a leer.